Música Insobornable

jueves, 8 de mayo de 2014

EXTRACTO DE REGALIZ (1)

Hoy os presento algunos poemas de un libro que escribí para una persona muy especial en mi vida: Mi abuelo materno.
Un hombre del que guardo recuerdos imborrables que me han acompañado –y me acompañan- toda la vida. De él aprendí tantas cosas que a veces pienso que he vivido de rentas. De sus labios escuché los primeros versos, desde su gramófono escuché la primera música, a su lado entendí que los números y las letras eran algo más que signos, que el reloj no era sólo un adorno, que el mar, la mar, habla y susurra, se enfada y acuna…
Aquel rey mago hace tiempo que juega al billar, recita a Campoamor, Aleixandre, Quevedo o Bécquer, canta Zarzuela o hace empanadillas de atún, en otro plano. Para mí es un ángel de la guarda, con todas sus consecuencias.

“Extracto de Regaliz”  recoge vivencias en las diferentes etapas y situaciones de la vida y también esos flashes que a veces dejan una huella tan profunda que, aunque hayan sucedido alrededor, podrían ser propios.


EPÍLOGO

Volverás, yo lo sé,
porque todo este tiempo
ha sido un parpadeo de los dioses menores
que vendaron mis ojos
y jugaron contigo a ser más felices.

©elvira vicente bernabéu


IN MEMORIAM
   (A José Bernabéu Martí, mi abuelo)

En este tiempo
de acero y utopía
he intentado coser
a tu corola
los mejores estambres.
Tu recuerdo es la fuerza
que me amanece,
que incansable acompaña
todos mis movimientos,
que perdona caídas
y me regala el pan
con margaritas.
Te he sobrevivido por destino,
a veces como sombra de tu sombra,
a veces como un ínfimo destello
que brilla desplegando tu enseñanza,
pero siempre a remolque
de tu sabiduría.

©elvira vicente bernabéu